Se retira de la albiceleste una leyenda que tras cinco Juegos Olímpicos, con medalla de oro en Atenas 2004 y de bronce en Beijing 2008, será recordado como el eterno capitán del seleccionado argentino, que además fue parte de 2 subcampeonatos mundiales.

Fueron 173 las presencias, 22 torneos y 2.857 los puntos de Luis Scola con la camiseta del seleccionado argentino, en un número que resume la dedicación del capitán en una carrera que comenzó en 1999 y 22 años después concluyó hoy con los ansiados Juegos Olímpicos de Tokio 2020, postergados un año por la pandemia del coronavirus.

Scola comenzó un camino de amor perpetuo: nunca faltó a una cita olímpica desde 2004 y participó del bronce en Beijing 2008, del cuarto lugar en Londres 2012 y de la eliminación en los octavos de final contra el Dream Team de los Estados Unidos en Río de Janeiro 2016, en la caída del telón de Ginóbili, Andrés Nocioni y Carlos Delfino.

Y esta mañana argentina, noche de Japón, se despidió del seleccionado con 7 puntos en la dura derrota frente a Australia (97-59) por los cuartos de unos esquivos Tokio, entre las complicaciones del grupo en la preparación y la lesión de Patricio Garino en la segunda fecha frente a España.

El interno se despidió tras cinco Juegos Olímpicos, un récord que compartirá con el pivote español Pau Gasol -quien también hoy anunció su retiro del seleccionado junto con su hermano Marc-. En el medio, Scola llevó la bandera en Río de Janeiro 2016, luego de bajarse del rol en Londres 2012.

La mejor versión olímpica de Scola, en términos estadísticos, se dio en la fase de grupos de Beijing 2008 frente a Rusia cuando completó su planilla con 37 puntos (12-16 en dobles, 8 rebotes, 3 asistencias, 2 tapones y un robo).

Previamente, cuando la Argentina eliminó al Dream Team en Atenas y se hizo con el oro olímpico, lugar en el que sólo se sentaron Estados Unidos y las extintas Yugoslavia y la Unión Soviética, el porteño brilló en la final de Atenas 2004 ante Italia, con 25 unidades.

Además, el ala-pivote tiene 578 unidades en la historia de los Juegos Olímpicos, por encima de Emanuel Ginóbili (523) y es el cuarto goleador histórico. Solamente lo superaron el español Paul Gasol, que finalizó su participación en Tokio y totaliza 649 tantos en cinco Juegos. Lejos, del australiano Andrew Gaze (789) y el brasileño Oscar Schmidt (1.093).

Los números de Scola en cada presentación olímpica fueron los siguientes: Atenas 2004 (17,6 promedio), Beijing 2008 (18,8), Londres 2012 (18), Río 2016 (14,8) y Tokio 2020 (16,5).

La primera vez del exFerro -y que jugó diez temporadas en la NBA- con la camiseta albiceleste en mayores se dio en el Sudamericano de Bahía Blanca de 1999, ante Ecuador y con victoria por 111-37, y en la que aportó 18 puntos.

Aquella noche, Scola pactó para siempre un compromiso que se llevó adelante en cada citación, al punto que nunca se perdió un campeonato y en el 2019 debutó en los Juegos Panamericanos, en los que obtuvo la medalla dorada en Lima para apuntar a la cita mundialista en el continente asiático.

Las figuras del equipo en ese Sudamericano eran Marcelo Milanesio, Hugo Sconochini, Diego Osella y Esteban De la Fuente, todos precursores de la Generación Dorada, y que vivieron con angustia el segundo lugar en el podio.

Y en los mundiales participó desde el subcampeonato en Indianápolis 2002, previa frustración en los Preolímpicos de San Juan de Puerto Rico cuando se cruzó con Estados Unidos en las semifinales y vio los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, hasta China 2019, pasando por Japón 2006 (cuarto lugar), Turquía 2010 (quinto) y España 2014 (11mo).

En su primera experiencia mundialista en 2002, que se vio frustrada por la caída ante Yugoslavia en la final, Scola promedió 9,2 puntos, 3,3 rebotes y 1,1 asistencias por partido con un 50% en tiros de dos puntos.

De hecho, 17 años más tarde, en China llegó a ser el máximo basquetbolista con presencias en un Mundial (41). También quedó segundo como anotador, con 716, y como máximo en FIBA Américas y Americup, con 1.041.

Hoy en la calurosa Saitama, en las afueras de Tokio, el jugador oriundo del barrio porteño de Caballito dejó la cancha a poco menos de dos minutos para el final. Inmediatamente los jugadores y cuerpos técnico de los dos seleccionados y los pocos deportistas presentes en el estadio frenaron el encuentro para despedir con una cerrada ovación a una de las máximas leyendas de la historia del deporte argentino.

"Le agradezco a la camiseta, lo disfruté mucho y me voy en paz", declaró visiblemente emocionado el capitán argentino poco después de la dura derrota ante los australianos.


Los logros de Scola en el seleccionado "albiceleste":

- Medalla de oro en el Campeonato FIBA Américas de 2001.

- Medalla de plata en el Mundial 2002.

- Medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

- Medallas de oro en el FIBA Diamond Ball 2008.

- Medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

- Medalla de oro en el Campeonato FIBA Américas de 2011.

- Medalla de oro en los Juegos Panamericanos de 2019.

- Medalla de plata en el Mundial 2019.

Fuente: Télam

Coronavirus: En caso de presentar síntomas, aunque sean leves, no concurrir al hospital, consultar inmediatamente al sistema de salud, siguiendo las recomendaciones locales, para saber cómo hacer correctamente la consulta. Ejemplo: 107 en Jujuy, 0800-888-4767

Comentarios potenciados por CComment

Redes sociales

Instagram

Facebook

Twitter

Nosotros

El diario digital Nuevo Jujuy tuvo su primera edición el 28 de julio del 2017.

Contacto

Contacto

Mapa de sitio

RSS