updated 11:08 AM -03, Nov 25, 2019 America/Argentina/Jujuy
Titulares

El River Plate de Gallardo vs el Flamengo de Jorge Jesus: las claves tácticas de la final de la Copa Libertadores

Dos elencos sólidos, dinámicos y verticales se enfrentan este sábado en el Estadio Monumental de Lima, donde todo indica que habrá una batalla estratégica entre dos entrenadores que han logrado imponer su sello.

Diferentes plazos, mismo nivel de influencia. Cuando en junio de 2014 le dieron a Marcelo Gallardo la posibilidad de dirigir en River Plate, a donde llegó tras su corta pero exitosa primera experiencia en Nacional de Uruguay, nadie en Flamengo pensaba que el entrenador portugués Jorge Jesus –quien ya daba cátedra a cargo del SL Benfica– podría algún día ser el encargado de llevar al club carioca a la final de la Copa Libertadores. Sin embargo, pese a la disparidad en el tiempo de desarrollo en sus respectivos ciclos, ambos entrenadores han logrado imprimir su sello en los equipos que este sábado jugarán la definición de la máxima competición de clubes de Sudamérica en el Estadio Monumental de Lima.

Las claves del River Plate de Gallardo

Mucho más extensa que la etapa de Jorge Jesus en Flamengo, es la de Marcelo Gallardo en River Plate. Un ciclo colmado de laureles que está frente a su 14° final, habiendo ganado 10 de las 13 que disputó en todas las competencias. Ha ganado dos Copas Libertadores, tres Recopas, una Sudamericana, dos Copas Argentina, una Supercopa Argentina y una Suruga Bank. Aunque más allá de los triunfos perceptibles, el Muñeco ha conseguido también éxitos intangibles relacionados con el funcionamiento y desempeño de su equipo.

Gallardo es estratega natural, de esos que suelen cranear sus tácticas y estrategias hasta último momento. Son pocas las veces que ha confirmado su equipo titular con mucha antelación, aunque cuando hace retoques son muy puntuales, como cuando planteó el 5-3-2 ante Boca Juniors en la edición pasada.

Todo indica que ante Flamengo en Lima, River jugará con su clásico 4-1-3-2 o, a lo sumo, un 4-4-2 para que su disposición táctica le permita tener una mejor distribución en el campo de juego con respecto a su rival. Sea cual sea el sistema, lo que no están en duda es que el equipo va a jugar inmerso en campo rival, presionando alto para recuperar la pelota, generando superioridad numérica por afuera para progresar y siendo los más vertical posible. Sus mecanismos no difieren mucho de los que utiliza Flamengo, aunque hay algunos matices que el equipo brasileño muestra de forma más esporádica o directamente no manifiesta.

En la franja medular estará Franco Armani, héroe copero en varias ocasiones; dos defensores cómodos con la conducción como Martínez Quarta y Pinola; un mediocentro cerebral y combativo como Enzo Pérez; un volante mixto con la capacidad creativa de Exequiel Palacios; y los explosivos Borré y Suárez como puntas de lanza.

Al igual que su rival, River suele iniciar el juego desde atrás con Enzo Pérez como tercer hombre en la primera línea, con los zagueros a sus costados y con los laterales, Gonzalo Montiel y Milton Casco, bien adelantados. Pero no siempre los marcadores de punta permanecen pegados a la línea de cal. En este River se ha visto muchas veces que Milton Casco se coloca frecuentemente como un interior más para generar supremacía en la zona central. Es allí donde Nacho Fernández y Nicolás De La Cruz, con mucha movilidad, combinan con los laterales y dan fluidez al juego. Este desplazamiento flexible de Casco no solo da facilidades al equipo a nivel ofensivo, también lo hace a la hora de defenderse.

En el equipo de Gallardo recuperar la pelota es vital. No fuerza el error del oponente de turno, directamente sus jugadores buscan quitar el balón. Tener a los laterales tan arriba y en ocasiones ocupando espacios en la zona medular, les permite tener más éxito al momento de aplicar un concepto conocido como gegenpressing o presión tras pérdida. Es decir, intentar reconquistar la posesión inmediatamente después de perderla. Este River siempre ha sido un equipo muy físico. No es casualidad que sea el equipo que más faltas ha recibido (197) y ha cometido (224) en la Copa Libertadores 2019, además de liderar el ránking de tarjetas amarillas (34). Incluso, De La Cruz es el jugador que provocó más tarjetas amarillas (9) y también el que más infracciones generó en el tercio final del campo (18).

Las claves del Flamengo de Jorge Jesús

En un fútbol de poco vuelo académico y altamente espontáneo como el brasileño, donde escasean los DT con riqueza conceptual, el trabajo de Jorge Jesus ha sido revolucionario. En menos de seis meses demostró ser un estratega de primerísimo nivel, causando un enorme impacto en sus jugadores. Se hizo cargo de la plantilla en plena disputa del Brasileirao, la Copa de Brasil y la Copa Libertadores, donde debutó perdiendo 0-2 ante Emelec en la ida de los octavos de final. Pero logró inyectar rápidamente su filosofía de juego en un equipo al que este año también llegaron varias figuras de nivel europeo: Gerson (ex Roma), Pablo Marí (ex Manchester City), Rafinha (ex Bayern Múnich), Bruno Henrique (ex VfL Wolfsburg), Gabriel ‘Gabigol’ Barbosa (ex Inter de Milán) y Felipe Luis (ex Atlético Madrid), además de estrellas de la liga local como Rodrigo Caio y Giorgian De Arrascaeta.

Con su estilo dinámico, colectivo e intenso, apostando por las sociedades en ofensiva, consiguieron llegar a esta final ante River con un invicto de 25 partidos en todas las competiciones, con 20 triunfos y solamente cinco empates.

El sistema predilecto del Flamengo de Jorge Jesus es el 4-4-2 , habitualmente con los mediocampistas en línea, aunque también han jugado posicionándose en forma de rombo. Algunas pocas veces han jugado 4-2-3-1 o 4-3-3, pero todo indica que ante River apelarán a su módulo más frecuente. Es un 4-4-2 adelantado en el campo, con mucha movilidad, proclive a las triangulaciones y los ataques combinativos, con constantes cambios de ritmo y sentido del juego para beneficiar la circulación de pelota. Flamengo es el equipo que más pases completó en esta Copa Libertadores (4.756).

Su columna vertebral está compuesta por Diego Alves, arquero que se hizo conocido en el Valencia CF por ser especialista en atajar penales; dos zagueros con buen timing en los duelos individuales y potentes en el juego aéreo como Rodrigo Caio y Pablo Marí, un defensor español al que nadie pudo eludir en el torneo y que ganó el 73,4% de sus duelos; Willian Arão, el mediocentro defensivo de gran manejo de balón; y De Arrascaeta, Bruno Henrique y ‘Gabigol’ como atacantes.

Es un equipo que al iniciar la construcción del juego desde el fondo muta a un 3-3-3-1, ya que utiliza a Arão como tercer central incrustado entre Caio y Marí para darle mayor libertad a los laterales, Rafinha y Felipe Luis, quienes escalan hasta la altura de Gerson para también juntarse con los extremos y provocar superioridad númerica en los carriles. En zona ofensiva, Gabigol goza de mucha libertad y libera espacios para que Bruno Henrique sea profundo y aparezca como factor sorpresa, o para que Everton Ribeiro haga diagonales desde su extremo. Son altamente peligrosos en ataques. De hecho, se trata del equipo más goleador del certamen (22) –con siete goles más que su rival en la final–, siendo el que más goles marcó con balón en juego (15) y marcando el 100% de sus goles dentro del área.

En fase defensiva, en tanto, el Mengão ejecuta sus transiciones con velocidad y su estructura se compacta. Se repliega rápido al ser contraatacado y de forma más paulatina si está menos desordenado. Una vez que están las líneas juntas y los carriles de pases interiores anulados, sus jugadores empiezan a desprenderse con criterio para presionar hombre a hombre y recuperar el balón. Identifican perfectamente cuándo deben salir a dividir o fijar la posición. Son más partidarios a provocar la pérdida que a recuperar el balón quitándoselo al rival.

Nadie puede garantizar que el River de Gallardo y el Flamengo de Jorge Jesus den un espectáculo, sobre todo porque dos grandes equipos de rasgos similares tienden a neutralizarse, pero no hay dudas que son los dos mejores del continente. Son dinámicos, verticales e intensos. Derrochan automatismos modernos y exponen su identidad sin importar el contexto. Dan poco lugar a la improvisación, más allá de que el talento individual también les sirve como recurso. En la final de la Copa Libertadores, asoma una batalla a nivel táctico entre dos “equipos de autor” que buscan la gloria.

Modificado por última vez enDomingo, 24 Noviembre 2019 17:01

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

El tiempo

Rain

15°C

San Salvador de Jujuy, Argentina

Rain

Humedad: 95%

Viento: 4 km/h

  • Rain
    09 Dic 2019 23°C 16°C
  • Muy Soleado
    10 Dic 2019 26°C 15°C